Sin recursos

Posted on 2010/09/20

2


escena de ficción sobre falsificación

Esta foto es un montaje, es decir, una foto recurso.

Los medios de comunicación en ocasiones utilizan fotografías “de recurso”, es decir, montajes visuales que desarrollan en la ficción lo que no se ha fotografiado en la realidad. Mi conflicto son los motivos por los que se llega a ello.

Cuando los medios de comunicación tienen carencias económicas suelen caer en la utilización de fotografías de recurso para hablar de temas no tan genéricos. Por ejemplo, si se narra el testimonio de una situación delicada, y el protagonista no quiere aparecer públicamente, en lugar de intentar fotografiar de forma que no se reconozca a dicha persona, en ocasiones se utiliza como imagen representativa una fotografía de archivo, e incluso, de agencias de stock. Al respecto, Maria Rosa Vila ya escribió un post preguntándose si este hecho es legítimo, sobre todo en un medio como El País, que dispone de recursos más que suficientes como para no hacerlo.

Si un medio de comunicación quiere hablar, por ejemplo, de pensiones por jubilación, y el tema es genérico, se suele pedir a un fotógrafo que realice recursos sobre el tema, por ejemplo, ancianos por la calle , intentando que no se distinga el rostro. En este caso concreto, la identificación del rostro da un poco igual, solamente si el tema tratado fuera la prostitución,  la pederastia, etc. lógicamente, en el caso de utilizar un recurso, no debería mostrarse rostro alguno.

Pero tanto si se trata de un tema genérico, como si no, pongo en duda que haya una imposibilidad manifiesta de obtener una fotografía del tema a tratar en el mundo real. Siempre se puede conseguir una opinión, un testimonio sobre un tema genérico (sobre todo si afecta a muchas personas), y en el caso de un tema muy particular, se puede buscar la fórmula idónea en que no se publique el rostro de esta persona.

El problema, en mi  opinión, es que intentar conseguir una solución alternativa, dentro del mundo real, suele ser más costoso en tiempo y esfuerzo, y por lo tanto en dinero, por lo que se acaban utilizando imágenes de archivo y/o stock (agencias de imágenes genéricas), algo que ataca directamente a lo que creo que debería ser una fotografía de prensa, es decir, una imagen informativa, no de ficción.

Además, al convertir en ficción una noticia o reportaje, abandonamos la posibilidad de contar con la información real sobre ese hecho, y suele degenerar en una forma cómoda y poco profesional de hacer periodismo. El siguiente paso natural es cortar y pegar (o “reescribrir”) teletipos de agencias o instituciones, sin contrastar, es decir, la muerte del periodismo.

Por ello lamento cada vez que por trabajo me piden una foto recurso de cualquier tema, siento que me pierdo la ocasión de hacer fotoperiodismo, y que entre todos, matamos un poco más esta profesión, que se supone necesaria e imprescindible, que es el periodismo.

Por cierto, la imagen “recurso” de este post pertenece a un reportaje sobre suplantación de identidad realizado para el periódico donde trabajo, y es una muesca más a mi favor, en la carrera por matar esta profesión.

Anuncios
Etiquetado: ,